Viajando en fotos: SAN PETERSBURGO

Antes que nada, le dedico esta entrada a mi amiga Pilar, cómplice de muchas de mis aventuras por el mundo, me acompañe o no!

Foto de nuestro viaje a San Petersburgo. Abril 2019

En esta nueva entrega de VIAJANDO EN FOTOS, quiero compartirles una visita por una de las joyas de Rusia. Con alta influencia europea, ciudad Imperial y durante muchos años, residencia permanente de Zares y Zarinas: SAN PETERSBURGO.

Esta ciudad, ubicada a orillas del golfo de Finlandia, nos permite disfrutarla a pie o en barco mediante sus grandes ríos y canales. Como ciudad monumental que es, tiene cientos de rincones dignos de fotografiar, aquí pongo algunos de mis favoritos.

Para más información sobre rutas, actividades y demás cosas para planificar tu escapada, próximamente colgaré un post mas detallado con toda la información.

A una de las orillas del rio Neva y sobre la pequeña isla de Záyachi se sitúa la fortaleza de San Pedro y San Pablo. En la foto podemos ver la Catedral de San Pedro y San Pablo y la ciudadela, que fue la original de la ciudad, reconstruída en piedra durante la primera mitad del siglo XVIII.
Una de las entradas a la fortaleza de San Pedro y San Pablo.
Hay pocos edificios que destaquen en el skyline de San Peterburgo, concretamente algunas de las cúpulas de los edificios clásicos, como es el caso de la Catedral de la ciudad, en honor a San Isaac, de estilo ortodoxo y que data del siglo XIX.

Al igual que pasa en Moscú, en metro de San Petersburgo es el corazón de la ciudad. Se trata de una de las líneas más profundas del mundo, debido a que estan proyectados como posibles refugios en caso de guerra.
Entrada principal del Palacio de Invierno. Hermitage. Sin duda el TOP de nuestra visita a San petersburgo. Situado a orillas del rio Neva y vivienda oficial de los antiguos zares.
El Hermitage está formado por un conjunto de palacios unidos en su interior, fruto de sucesivas ampliaciones a lo largo de los años. Entre los que se encuentran el Palacio Menshikov, el Edificio del Estado Mayor y un recinto para almacenamiento abierto, además del Palacio de Invierno (azul turquesa que se ve al fondo de la foto), residencia oficial de los antiguos zares rusos.

Sala del Trono. Hermitage.

El museo del Hermitage alberga una vasta colección de artistas de múltiples estilos y procendencias coleccionadas por los zares durante siglos. Actualmente el Hermitage es a San Petersburgo lo que el Louvre a París o el Prado a Madrid.
Peterhof. Palacio de Verano.

Las huella de la Unión Soviética es palpable cuando paseamos por las calles del centro en grandes carteles y grabados de publicidad comunista.
Muchos son los puentes que unen las distintas islas que conforman San Petersburgo, y que tenemos oportunidad de ver cuando hacemos algún paseo en barco por su rio o sus canales.
Puesta de sol en San Petersburgo vista desde nuestro hotel: Hotel Indigo St.Petersburg

Para cualquier pregunta sobre el viaje o ayuda que les pueda ofrecer a la hora de organizar el suyo, no duden en escribir en la sección de comentarios, o bien en privado mediante el formulario de contacto. HASTA PRONTO TRAVELERS!!!

Viajando en Fotos: MOSCÚ

Después de un tiempo sin postear por eso de que se imponen las obligaciones rutinarias, al fin estamos de vuelta y con muchas cosas que contar. Como regalito de sábado, quería compartirles en esta tercera entrega de VIAJANDO EN FOTOS un resúmen de mi último viaje a Rusia. En este caso, veremos algunas de las imágenes más destacadas de mi estancia en Moscú! Espero que les guste, y durante estos días publicaré la entrada completa del viaje y la ruta por si alguno o alguna se está pensando visitar este maravilloso país Euro-Asiático próximamente.

 

El metro de Moscú es una parte imprescindible para el funcionamiento de esta gran ciudad por el que cientos de miles de personas se desplazan diariamente.
img_20190416_100858
Luces y sombras en “La Plaza roja”
De noche en “La Plaza Roja”. Museo Estatal de Historia.

Jardines del Tzaritzano
Palacios de Madera. Palacio de Alexei Mikhailovich

img_20190416_115611
Entrar a los GRANDES ALMACENES GUM es como retroceder en el tiempo. Un hermoso edificio con sus 4 galerías que conserva la esencia, la apariencia y hasta los sonidos de un moscú de otra época.

Iglesia de la Ascensión. Está a unas paradas de metro del centro, pero tanto el conjunto histórico como los jardines de Kolomenskoye y el rio al que se asoma, son de obligada visita.
De noche en “La Plaza Roja”. San Basilio.
La llamada “Calle de las luces” se encuentra junto a los grandes almacenes GUM y La Plaza Roja. Una estampa propia de cualquier centro de ciudad durante la navidad, y que aquí podemos disfrutar todo el año. Se creó con motivo del Mundial de fútbol, y tras el éxito, se decidió dejar de forma permanente.

Palacio de Tzaritzano, otro de los “pequeños” caprichos de Catalina la Grande.

Las estaciones del centro del Metro de Moscú parecen palacios. muchas de ellas revestidas de mármol, otras algo más sobrias, pero un paseo por sus subterraneos nos da una clara idea de la historia de Moscú, de cada una de sus épocas. A día de hoy, los metros se siguen construyendo a grandes profundidades para poder ser empleados como refugio en caso de guerra. 

Teatro Bolshoi. Elegancia e historia en una obra majestuosa, cuna y escuela de los mejores bailarines del mundo.
Cuando el Bolshoi te mira… 😀
«Ganamos la guerra pero cuando los extranjeros vengan a Moscú y paseen por la ciudad no verán ningún rascacielos. Si comparamos Moscú con las ciudades capitalistas es un golpe moral para nosotros». Stalin, 1946 / En la foto una de “Las Siete Hermanas” de Moscú. Siete rascacielos construídos en la época de Stalin para devolver la fuerza y la moral al pueblo Moscovita. FOTO DESDE EL PUENTE COLGANTE DEL Park Zaryadye
“Una de las maravillas de Moscú, es sin duda su eclecticismo arquitectónico, donde conviven, como reflejo de su propia evolución, todos los estilos que definen su historia y su esencia”. Fotografía del Kremlim desde el interior.

Sin duda Moscú es una ciudad que vale la pena visitar, perderse por sus calles y disfrutar de una forma de ser y de vivir muy diferente en una sociedad dura por definición, dura por su clima y su historia, pero a la vez inquietante y apasionante. 

Para cualquier pregunta sobre el viaje o ayuda que les pueda ofrecer a la hora de organizar el suyo, no duden en escribir en la sección de comentarios, o bien en privado mediante el formulario de contacto. HASTA PRONTO TRAVELERS!!!

 

Con mochila por Sudamérica (62 días)

Durante este tiempo he ido contando alguna de las etapas de mi viaje por Sudamérica con mochila en algo más de dos meses. Sin embargo, me han preguntado muchas veces por el itinerario que seguí, y dada la petición de algun@s seguidores del blog, creo esta entrada para hablar de mi ruta e intentar concretar un poco más, y así ayudar a quien quiera organizar un viaje por libre a estos lugares. Adjunto al final de la entrada un índice de las entradas que he ido (e iré) publicando país por país que espero sirva de ayuda.

Adjunto este plano de campo que he creado para intentar aglutinarlo todo, aunque obviamente está bastante sintetizado.

img_0059

El viaje comienza y acaba en Madrid, con un IDA Madrid-Quito y un VUELTA Buenos Aires-Madrid, de ese modo no tendría que desandar lo andado yq que en sudamérica las distancias son muy largas, y los vuelos internos se van bastante de precio, nada que ver con los vuelos dentro de Europa.

ÍNDICE DE ENTRADAS PAÍS POR PAÍS:

ECUADOR (DÍA 1 AL 16)

16 DÍAS EN ECUADOR. PLANNING DÍA A DÍA (en construcción)

EXPLORAR MINDO EN UN DÍA

PARQUE NACIONAL COTOPAXI

LAGUNA QUILOTOA

PERÚ (DÍA 17 AL 37)

20 DÍAS EN PERÚ. PLANNING DÍA A DÍA (en construcción)

VALLE SAGRADO DE LOS INCAS (2 DÍAS)

MACHUPICCHU 1: DE OLLANTAYTAMBO A AGUAS CALIENTES

MACHUPICCHU 2: AGUAS CALIENTES – MACHU PICCHU – CUZCO

CAÑÓN DEL COLCA (TREKKING DE 2 DÍAS)

DESCUBRIR HUARAZ (1): GLACIAR PASTORURI

DESCUBRIR HUARAZ (2): CALLEJÓN DE HUAYLAS Y LAGUNA LLANGANUCO

DESCUBRIR HUARAZ (3): LA LAGUNA 69

BOLIVIA (DÍA 38 AL 45)

8 DÍAS EN BOLIVIA. PLANNING DÍA A DÍA (en construcción)

DE UYUNI A SAN PEDRO – (3 DÍAS)

CHILE (DÍA 46 AL 49)

SAN PEDRO DE ATACAMA (2 DÍAS)

ARGENTINA (DÍA 50 AL 62)

BUENOS AIRES Y ESCAPADA A MONTEVIDEO (en construcción)

CATARATAS DE IGUAZÚ (2 DÍAS)

 

Este blog es una herramienta que pretende ser abierta, por lo que conforme se vayan publicando entradas referidas a este viaje, iré actualizando este índice. Como siempre, quedo a su disposición para posibles preguntas, dudas, o si fuese necesario echarles una mano con la organización de su viaje, bien en la sección de COMENTARIOS como en el formulario de contacto.

 

 

Gran Canaria

Crecí rodeado de estos paisajes, y desde pequeño me he sentido abrumado por su imponente fuerza. La cumbre de Gran Canaria me evoca recuerdos de la infancia en el pueblo de Artenara, donde año tras año todo era muy igual, y a la vez muy diferente.

No quería dejar pasar la oportunidad de compartirles esta imagen a modo de mini entrada que tomé hace unas semanas cuando paseaba a una amiga que venía de fuera. Obviamente se quedó encantada, y yo también, ya que aunque los años pasen y la imagen se repita, hay cosas de las que uno no se cansa nunca. Quizás porque tengo la suerte de pertenecer a una generación en la que, casi por los pelos, pudimos aún llegar a vivir, sentir y disfrutar de esas pequeñas cosas.

“Era realmente un espectáculo que parecía sacarme de los estrechos límites en que caminaba aquel inmenso solio que se levanta entre las nubes. Diríase que estaba suspendido en el cielo. De tal modo que un mar de niebla cubría y abrigaba al mar de agua”

Miguel de Unamuno

Viajando en fotos: Budapest

Por fin viernes!!! Y después de un tiempo dándole vueltas, se me ha ocurrido abrir una sección que muestre el mundo en imágenes. Los viajes se explican, pero también se sienten, y las fotos que tomamos son una de las mejores maneras de expresar nuestra visión de los sitios. Ciudades, paisajes, parques naturales, monumentos… en definitiva, imágenes que nos ayudan a conocer cada lugar más allá de las palabras. Les invito a recorrer el mundo a través de mis ojos, y así visitar juntos nuevamente aquellos lugares, que por una u otra razón, en algún momento de mi vida, decidí inmortalizar con mi cámara.

VIAJANDO EN FOTOS – CAPÍTULO 1

BUDAPEST, capital de Hungría, forma parte de mi lista de lugares visitados desde 2017 y me bastaron unos días para apreciar la majestuosidad de su arquitectura y la belleza de su arte. Ciudad de contrastes bañada por un Danubio que la atraviesa sin permiso, y al que la ciudad se impone sin temor. Una Europa mas al este que no pierde su esencia, sino que al contrario, encuentra el encanto en cada uno de los detalles y rincones…

Cataratas de Iguazú (2 días)

Cuando uno se encuentra cerca, no puede dejar atrás la oportunidad de visitar las Cataratas de Iguazú. Uno de los lugares indicutiblemente más bonitos del planeta.

DIA 1 – Buenos Aires – Cataratas de Iguazú (Lado Argentino)

Nuestro avión salió de Buenos Aires (AEP) a eso de las 8 de la mañana, y en poco menos de dos horas ya estabamos llegando a Puerto Iguazú. Viajamos en Latam Airlines y el billete lo llevabamos comprado desde el principio de mi viaje, a unos 80 euros aproximadamente ida y vuelta, aunque creo que desde unos meses se puede conseguir bastante más barato, al menos en promociones especiales. Una vez en el aeropuerto de destino, tomamos un taxi que nos dejaría en nuestro hotel (Exe Cataratas. Un 5 estrellas del que haré una reseña al final de la entrada) que nos costó 500 pesos argentinos, y al parecer es una tarifa única que tienen.

Como decía, al llegar al hotel, unos 20 minutos desde el aeropuerto, hicimos el check-in y tras adecentarnos en nuestra habitación, salimos para comenzar el tour por las cataratas, hoy del LADO ARGENTINO. Desde el centro, y por ende pasaba por delante de nuestro hotel, hay unos buses que hacen el recorrido hasta la entrada al parque, cobran creo recordar unos 100 pesos por trayecto, y te dejan en la misma puerta. Si son más de dos personas, igual vale la pena coger taxi ya que la tarifa para el lado argentino de ida y vuelta son 700. En cualquier caso, una vez allá, pagamos la entrada y accedimos al recinto.

Una vez dentro, las posibilidades son varias. Según avanzas vas viendo los diferentes senderos que puedes hacer. Por un lado en sendero inferior, que llega a la parte más baja de las cataratas donde tener una vista bastante panorámica de las mismas, y bastante cerca de algunos de los saltos, y que si lo deseas te puede llevar hacia los barquitos que cruzan hasta la Isla San Martín. El Paseo o sendero superior, que es un poco más largo y te permite disfrutar de las cascadas desde lo alto, quedando éstas bajo tus pies y ofreciendo un espectáculo formidable. Y la última es el tren que lleva hasta la estación “Garganta del Diablo”, y una vez allí, caminando por las diferentes pasarelas llegamos a la garganta donde podemos disfrutar de una visual con saltos formidables en una sensación increíble de grandeza, donde el sonido y el inmenso caudal de agua hacen que te sientas sumamente pequeño. Por supuesto el trenecito y todos los transportes dentro del parque vienen incluído en la entrada (que cuesta 600 pesos para turistas no argentinos), menos las lanchas, de las que hablaré más adelante.

iguazu-argentina-mapa
Mapa Recorridos Iguazú del lado argentino

La visita a esta parte se hace perfectamente en el día, cada camino nos puede llevar un par de horas, menos el de la garganta del diablo, que al tener que depender del tren y demás, puede llevarnos algo másde tiempo. La dificultad de los senderos es bastante baja.

Al regreso, un poco de piscina o “pileta” como le dicen en Argentina, y ya por la noche una rica cena. El lugar al que fuimos es un asador con bastante fama que nos recomendó nuestro taxista: “El Quincho del Tio Querido” y la verdad es que no sé si por la bajada del peso o qué, pero me pareció bastante barato y la carne muy rica.

DIA 2 – Cataratas de Iguazú (Lado Brasileño)

Si bien la mayor parte de saltos de agua se encuentran del lado Argentino, la mejor panorámica de éstos la vemos en el lado brasileño. Quedamos en el Hotel con nuestro Taxista a las 8.30 de la mañana, y en menos de 10 minutos ya estabamos haciendo la pequeña fila de migración que nos sacaría de Argentina para pasar a Brazil, en Argentina es necesario rellenar un formulario que lleva el taxista y presentar el pasaporte, mientras que el trámite migratorio en Brasil es opcional, aunque se recomienda hacerlo ya que de solicitarte la documentación algun policía en el país, no tener sello de entrada es motivo de una pequeña multa (como 50 euros por día según mis cálculos).

Ya dentro de Brasil tardamos como 15 minutos en llegar al parque de Cataratas donde hicimos nuestro ingreso pagando, obviamente, nuestra entrada de extranjeros que cuesta unos 50 reales. Incluye el bus que te lleva hacia el área panorámica con algunas paradas intermedias para los diferentes circuitos opcionales no incluídos en el ticket de entrada, tanto el tour por la selva como la ruta en lancha hasta la garganta del diablo (cuesta unos 50 dólares, y dura dos horas, eso si, según me cuenta, te mojas que da gusto… ) en nuestro caso decidimos no hacerla ya que el día estaba bastante frio, y no quería mojarme durante dos horas en esas condiciones ya que eso era resfriado seguro.

El tour panorámico a pie se puede hacer en un par de horas. hay muchos sitios para pararse a tomar fotos, y se recomienda tener bastante paciencia ya que resulta complicado tomarse fotos sin que decenas de turistas se crucen delante o se situen al lado, incluso delante de tí… típico de los sitios tan turisticamente explotados. Recomiendo seguir el camino hasta el final, donde se baja hasta la pasarela que lleva hacia la Garganta del Diablo, del lado opuesto al que estuvimos el día anterior, pero igual de impactante… o más!!!

Ya que finalmente decidimos no hacer el tour en barca por la garganta, decimos seguir aprovechando un poco la piscina del hotel, almorzar y a eso de la mediatarde salir a dar una vuelta por “Foz do Iguazu” y acercarnos a Ciudad del Este para al menos, tener en el pasaporte el hermoso sello de Paraguay. Un buen sitio para hacer compras si vienes de Brasil, pero no para nosotros ya que es considerablemente más caro que las tiendas en Europa.

DIA 3 – Puerto Iguazú – Buenos Aires

EL último día lo aprovechamos para dormir un poco más que los anteriores, desayunar rico en el bufet del hotel y tomar algo de sol en la piscina, ya que a eso de las 2 de la tarde salió nuestro vuelo hacia Buenos Aires, y al día siguiente, mi Buenos Aires – Madrid que anunciaba el final de mi aventura en Sudamérica…

Con respecto al hotel EXE CATARATAS, tal como decía, reseñar que es un hotel que no responde a la categoría que anuncia, ya que la piscina no estaba demasiado limpia, el spa con muchas de las cosas rotas y la habitación no tenía ningun elemento para oscurecerla. Seguro que se me escapan algunas cosas. Lo mejor sin duda el desayuno, aunque tampoco fue nada del otro mundo. Menos mal que la belleza de las Cataratas hace que estas cuestiones pasen a segundo plano. Pero bastante viejo por lo general.

Como siempre, cualquier consulta que tengan estaré encantado de responderles en la sección de comentarios o mediante el formulario de contacto.

San Pedro de Atacama (2 días)

Como conté en la entrada anterior, el día de nuestra llegada a San Pedro había empezado demasiado temprano, tras la visita los Geysers y laos trámites en aduana (tediosos por cierto). Llegamos pasado el mediodía, y el resto del día lo aprovechamos para descansar un poco y aclimatarnos a Chile, buscar un cajero para sacar pesos, rular entre agencias de viajes para concretar las diferentes actividades que haríamos durante los siguientes días y demás… realmente nada demasiado importante, pero si una oportunidad para relajarnos y poner nuestras cosas en orden. Como digo yo, dia logístico y estratégico para continuar con más fuerza. Llegamos un Jueves, de modo que nuestro paso por el desierto se resumiría en Viernes y Sábado, ya que el domingo partiríamos con destino a Salta, en la República Argentina.

DÍA 1 – Geysers del tatio, Valle de la Luna y fiesta clandestina en el desierto.

Como ya está siendo habitual durante mis vacaciones en latinoamérica, hoy volvió a tocar madrugar. Sobre las 6.30 pasaron a buscarnos dirección Geysers del Tatio, y si el día anterior en los Geysers de Bolivia el frio había marcado el inicio de la jornada, hoy no sería muy diferente. ¡Un frio de co…s! por decirlo mal y pronto. Sin embargo la imagen bien valía la pena. Ver amanecer en este lugar por el que parece que la tierra respira es increible como todo lo que estoy viviendo en estas latitudes del mundo.

Y resulta que no todo lo que llamamos Geyser es un Geyser ni actua como tal, algunos son temporales, otros se activan y desactivan a placer, otros son geyser ahora, y más tarde no… misterios de la tierra. En cualquier caso, como pongo en las imágenes, el madrugón tiene su sentido ya que con los primeros rayos de sol es cuando mas se aprecia el contraste de luces y colores con los vapores que salen de la tierra.

Tras contemplar la magnitud del área geotermal, tomamos un rico desayuno en lo que conocimos a Edoardo y Andreas, dos muchachos Italianos que vivian su fast experience de apenas unos días por sudamerica, muy simpáticos y con los que compartiríamos nuestra aventura nocturna en el desierto, pero eso ocurrió más tarde.

Nos bañamos en las termales durante aproximadamente 1 hora y sobre las 13 horas estabamos de regreso en San Pedro. Tuvimos un rato para almorzar y descansar, antes de que a las 16 horas saliera nuestro tour al Valle de la Luna.

Este Valle se encuentra a menos de 30 minutos del centro de la ciudad, y vale la pena conocerlo, aunque nosotros lo hicimos con guía, puede hacerse por cuenta propia, ya que la explicación que tiene por parte de los guias es bastante básica. En la visita se puede contemplar el valle desde el mirador superior, y se baja hasta las cuevas desde donde se pasea en el interior de las formaciones, compuestas de vidrio, yeso y arcilla. Dichas formaciones se deben al fenómeno que se crea por las tres cordilleras y el ciclon del pacífico (o algo así), y su belleza es increíble. Tras el paseo, una increíble puesta de sol en medio del valle que no dejó a nadie indiferente. Stephanie me reconoció al día siguiente que se le saltó alguna lagrimilla de la emoción al encontrarse con un espectáculo tan increíble, y no es para menos…

Durante el tour de la mañana habiamos quedado en vernos con nuestros amigos italianos para cenar, y buscar algun lugar donde pasar la noche, y así hicimos ya pasadas las 10 de la noche. Fuimos a un lugar (la picada del indio creo que se llamaba) y de ahí estabamos decididos a experimentar una de esas noches del desierto de las que todo el mundo habla, aunque encontrarla no sería asunto fácil.

Preguntamos por todos lados como si de algo ilícito se tratase, y nadie nos quería informar de absolutamente nada, aunque creo que todo el mundo estaba más que informado de lo que pasaba, dimos vueltas por el pueblo sin parar hasta que a Edoardo se le encendió la bombilla y le dió por preguntar a unos muchachos que caminaban delante de nosotros. ¡Claro que si, eso mismo buscamos nosotros, vamos hacia el transfer! Y les seguimos.

Resulta que esas fiestas son clandestinas ya que a partir de la medianoche no se permite el consumo de alcohol ni la fiesta en la ciudad, de modo que la gente se organiza para seguirla en otros lados. llegamos tras pagar unos 3.000 pesos de transfer, y una vez allí la entrada costaba unos 10.000. Ya dentro, se trataba de una finca donde había una carpa con música, barra de alcohol y mucha gente bailando techno y bebiendo… Super divertido, la verdad que con muy buena música y la gente estaba super puesta, pero para nosotroe estaba siendo toda una experiencia. Cuando nos cansamos, otros 3.000 pesos para el transfer de vuelta y de camino nos encontramos un camión de la policía, que imagino que iba a acabar con la diversión por agún chivatazo… y así se la pasan! Nosotros nos salvamos por poco, y a dormir la borrachera que estabamos super cansados.

DÍA 2 – Resaca, Lagunas Escondidas y tour lunar.

Gracias al sentido común habiamos decidido no programar nada durante la mañana, sabiendo que igual podría surgir la idea de salir la noche anterior. Y menos mal! nos despertamos sobre las 11 am bastante bien ya que la noche anterior habia sido más en cansancio de trasnochar que lo que bebimos, que no fue mucho.

Por la tarde a eso de las 15 salimos para las Lagunas escondidas, un conjunto de 7 lagunas que no son tan espectaculares como lo que habíamos visto hasta ese momento, pero la particularidad que tienen es que su contenido en sal es tan alto, que es posible flotar sin hacer ningún esfuerzo. Tras el paseo pro lagunas, nueva puesta de sol pero esta vez acompañada de snack y pisco sour…

El tour astronómico de la noche estuvo genial, dado que había luna llena, se cambió por tour Lunar y pudimos aprender muchísimas cosas basicas de astronomía, y tachar de nuestro ckeck-list lo de ver el cielo y los planetas el el desierto de atacama, que es toda una experiencia. Estabamos re regreso pasada la 1 de la madrugada, y aprovechamos para descansar ya que el día siguiente lo pasariamos completo en nuestro bus hacia Salta (Argentina).

De Uyuni a San Pedro de Atacama (3 días)

El camino hacia Uyuni en bus dura aproximadamente 8 horas y lo mejor es hacerlo durante la noche. Salimos sobre las 22 horas mientras en La Paz caía na lluvia importante, lo que hizo que llegar a la terminal fuera algo más pesado de la cuenta. Algo preocupados porque durante el día habían cortado la carretera por algún tipo de protestas políticas… pero finalmente sin incidentes llegamos a la ciudad (o pequeño pueblo) de Uyuni pasadas las 7 de la mañana. Ya allí, nos recogería Luis, el que sería nuestro guía durante los próximos 3 días de viaje. Nos llevó hasta la agencia donde pudimos dejar nuestras mochilas, y cerca de allí tomar un rico desayuno. Algo de paseo por el centro y hacer tiempo ya que el tour por el salar empezaría a las 10.30 am.

DIA 1 – SALAR DE UYUNI

Como iba diciendo a eso de las 10.30 comenzamos el tour dirección al “cementerio de trenes” que se situa a unos 5 minutos al sur de Uyuni. Un sitio magnífico y muy pintoresco donde tomar buenas fotos y poder explorar el interior de viejas locomotoras y vagones que años atrás estarían en marcha. Este lugar segun nos cuentan no está protegido, por lo que en los últimos años ha sufrido pérdidas importantes, y expolios de toda índole. Una pena, aún así, las viejas máquinas que se encuentran aquí y lo particular del lugar hacen que sea imprescindible visitarlo.

De este lugar partimos hacia Colchani, una pequeña aldea al norte de Uyuni en la que se puede encontrar un mercadillo con todo tipo de recuerdos de sal. Dada la dificultad de trabajar la tierra en la zona debido al alto grado de salinidad, los habitantes de Colchani tienen permitido trabajar una parte del salar, y de ahí vienen los miles de recuerditos que podemos encontrar aquí, así como distintos tipos de sales tanto para ducha como para cocina. Colchani fue nuestra puerta de entrada al Salar, desde aquí, avanzamos por la parte central del mismo ya que la capa de sal situada al sur es bastante fina, y en caso de entrar por ahí probablemente nos hubiesemos hundido con el 4×4.

¿Qué decir del Salar de Uyuni? Nada más entrar desaparecen las palabras de tu mente, y te invade una enorme sensación indescriptible cuya manera de definirla se parecería a un “woooow” con mayúsculas. “L’Immensite” que se diría en francés, o “La Nada” más enorme que jamás haya visto. Sal, sal y más sal a tu alrededor, y los colores: blanco y azul. Azul del cielo, y el blanco de “todo lo demás”. Ahí almorzamos, Luis se tomó su tiempo para prepararnos una mesa con clase (no faltaban ni los lazos rojos ni los manteles típicos de una gran boda) y ahí, en medio de un desierto de sal, comimos y bebimos con nuestras gafas de sol puestas. No hay otra manera, es imposible quitárselas, y no llevarlas sería un error enorme por la cantidad de blanco, y el reflejo del sol que te llega por todos lados.

uyuni2.jpg

Tras el almuerzo, tiempo para sacarnos algunas fotos de grupo y seguir la marcha en busca de la isla del Pescado. Una isla habitada por diferentes tipos de cáctus que se encuentra “por la cara” en medio del salar… impensable, pero cierto. Pero eso fue más, antes a Luis se le ocurrió la idea de conducir en dirección al norte a ver si sería posible encontrar agua en el salar, ya que días antes había caído una nevada y posiblemente quedase algo. Y así fue, Andamos con los zapatos mojados por esa “nada” ahora cubierta de agua, y conocimos el llamado “efecto espejo” en el que sacamos fotos, vídeos y paramos un rato genial los 6+1 que íbamos en el 4×4.

De ahí como comenté fuimos a la isla del Pescado, donde vimos una postal increíble (adjunto fotos) del contraste de la vegetación con el salar que la rodea, y así acababa el día. Un poco más adelante, paramos para ver la puesta de sol , sacar algunas fotos más y continuar la marcha hacia nuestro alojamiento en San Juan, donde el frío sería nuestro mayor compañero, pero nada en comparación con lo que estaría por llegar al día siguiente.

DIA 2 – LAS LAGUNAS

Despues de lo vivido el día anterior, creo que nuestra capacidad de sorpresa ya nunca sería igual, sin embargo, conforme avanzamos por el recorrido te vas dando cuenta de lo insólito del paisaje, de como hasta que no estás delante de determinados lugares, nunca podrías creer que eso que ves, existe de verdad.

Para no ser pesado, comentar que nos levantamos muy temprano para estar en camino a las 7 am. y en nuestro recorrido pasamos por el Volcán Ollague, y las diferentes lagunas: Cañapa, Hedionda, Chiarkota y Honda, cada una distinta a la anterior y a cual más bonita. Vimos flamencos los que quisimos, y finalmente llegamos pasadas las 4 de la tarde a la Laguna Colorada (previo pago de 150 bolivianos por entrar al Parque Nacional Avaroa) y cerca de ésta, nuestro alojamiento.

El alojamiento no tenía desperdicio, ni duchas tampoco. Merendamos y cenamos al mismo tiempo, y entre los 6 nos tomamos 8 botellas del vino que habíamos comprado en la mañana. Nos reímos y compartimos muchísimas cosas, sin duda habíamos tenido muchísima suerte con el grupo que nos tocó. Javier, Daniel, Jonathan y Luisa, todos arquitectos (vaya casualidad) de edad simiilar a la nuestra y con un rollo de viaje bien diverdido. Como siempre les mando un saludo. Y nunca me olvidaré de esa noche! Del espectáculo de estrellas y montañas nevadas en la madrugada, y de cuando salimos a buscar más vino y nos encontramos con aquel pequeño antro, en el que hubiese estado bien pasar algunas horas más, si no fuera porque a las 5 am teníamos que continuar la marcha.

DIA 3 – LLEGADA A SAN PEDRO DE ATACAMA

Creo que fue la mañana más fria de mi vida, y creo que estabamos a unos 20 grados bajo cero. Nos pusimos en marcha aun de noche, y vimos amanecer en los Geysers a más de 4700 msnm. Los chicos se sacaron muchísimas fotos, en mi caso el tiempo justo para bajar, sacar algunas y sentir como mis dedos se congelaban, acto seguido, nuevamente al coche.

De ahí a una hora llegamos a las aguas termales, donde nos despedimos de los muchachos, ya que ellos continuaban su viaje de regreso a Uyuni mientras nosotros continuabamos hacia San Pedro (Chile). En el camino a la frontera paramos para observar el Desierto de Salvador Dalí (con este nombre dado que parte de su obra se inspira en él), la laguna Verde frente al Volvan Licancabur y la Laguna Blanca, todas ella impresionantes. De ahí cruzamos hasta Hito Cajones, donde pasaríamos el control fronterizo entre Bolivia y Chile.

Si bien habíamos tenido unos días geniales, dicen que siempre hay algo que te jode el momento, en este caso fue la frontera con Chile, tras una larga espera, unos agentes que hablaban de sus aventuras las noches anteriores mientras sellaban pasaportes como si el tiempo y la cosa no fuera con ellos, y una revisión exaustiva de cada uno de los bolsos… “LLENÁTE DE PACIENCIA, porque en Chile las cosas son así” me decía algún Chileno durante mi estancia. Sin embargo, despues de lo vivido, y de lo que habíamos tenido la suerte de ver, nada iba a empañarnos la visión. Anécdotas del viaje, así lo tomamos, y sin más, continuamos con nuestra marcha.

Descubrir Huaraz: La Laguna 69

DESCUBRIENDO HUARAZ – Día 3 – La Laguna 69

(organizado, 40 soles+ 30 soles de entrada a P.N.Huascarán)

Hoy si que si!!! Nuevamente a las 4.30 de la mañana estaba en planta, en esta ocasion, justificadamente ya que pasadas las 5 vinieron a buscarnos para iniciar el tour a la Laguna 69. Muchas noches sin dormir bien ya me está pasando factura, noto el cuerpo bastante cansadillo, pero ya descansaré cuando tenga ocasión 😀

Como decia, salimos sobre las 5 y entre que recogimos a todo el grupo, a eso de las 6 estabamos camino al lugar del desayuno. Paramos para comprar algo de agua y montarnos el “lunch box” ya que en parque nacional no hay absolutamente nada, por lo que hay que ir bien provistos. Avanzamos por el mismo camino que había ido el día anterior hacia la Laguna Llanganuco , con increíbles paredes rocosas escarpadas, y como siempre, el Huascarán que vigila al fondo y que impone absoluto respeto. Por momentos pareciera que se quisiera esconder entre las nubes, aunque finalmente, ya sea en uno u otro momento, logra imponerse en el paisaje como dueño y señor de todo lo que le rodea.

Tras una leve parada de 10 minutos para sacar algunas fotos a la Laguna Llanganuco (sobretodo para aquellos que no hicieron la excursión del día anterior), llegamos al punto donde se inicia el camino. Nos bajamos del bus, y tuvimos que descender por un pequeñisimo tramo escarpado hasta el puente que cruza el rio cuya agua proviene de los diferentes glaciares del parque, así como de sus hermosas lagunas. Una vez aquí, podríamos dividir el camino en 4 etapas, y eso nos ayudará a hacernos mentalmente una idea y prepararnos para ello.

Parte 1 – Llano junto al rio

La primera parte transcurre a orillas del rio, es aproximadamente 1 hora de camino y se hace muy bien, llaneando sin demasiado esfuerzo y los paisajes son realmente hermosos, siempre dejamos el rio a nuestra izquierda, y llegado un punto el mismo camino nos lleva a tomar la parte contraria, hasta que finalmente empezamos a sentir que estamos ascendiendo cada vez más.

laguna4

Parte 2 – Ascenso controlado en zig zag

La segunda hora de camino consiste en ascender, empezamos a notar los efectos de la altura, pero la pendiente no es demasiado pronunciada, se trata de caminos en zig zag con bastante desarrollo en el que no es complicado encontrarnos alguna vaca en medio del camino que nos cueste apartar para seguir el rumbo. Este camino nos lleva a una pequeña laguna, la mal llamada laguna 68, no se llama así, pero sin duda es un buen punto para hacer un pequeño break, sobretodo si vamos bien de tiempo.

Parte 3 – Llaneando tras la mini laguna. a una hora de la 69

Cuando llegamos a esta laguna, vemos un cartel que nos indica que la Laguna 69 se encuentra a 1 hora de camino. Y es cierto, aunque nos creamos que somos super rápidos, hacerlo en menos tiempo requiere una forma física y capacidad pulmonar importante, teniendo en cuenta que estamos a más de 4000 metros de altura y al mínimo síntoma de sobreesfuerzo tenemos que parar a descansar, o las consecuencias pueden ser bastante malas. Como decía, tras la peque-laguna que nos hemos encontrado, andamos aproximadamente unos 20-25 minutos en sendero llano, atravesando hermosos paisajes nuevamente dignos de más de una foto.

laguna3

Parte 4 – El ascenso final

Ya es esta última etapa de aproximadamente 35-40 minutos cuando sentimos que nos falta el aire y el corazón se nos quiere salir por la boca, al menos a mi (y a cualquier persona con una forma física normal). Serpenteante camino en zig-zag bastante pronunciado que asciende apenas sin descanso hasta la mini llanura que nos indica que ya hemos llegado. No voy a mentir, es una caminata dura, requiere su tiempo, pero con algo de calma y forma física se hace, y vale mucho la pena.

Cuando llegamos arriba nos encontramos un espectáculo increíble. Laguna glaciar de color azul turquesa, y rodeada de alguna que otra cascada de la que, de vez en cuando, se escucha como caen enormes piedras de hielo. Es absolutamente increíble, vale la pena relajarse a sus orillas, sacar fotos, y como hicimos nosotros, almorzar observando tremendo paisaje durante algo más de una hora.

laguna1laguna2

El descenso no es tan cansado y se hace relativamente rápido (2 horas y media con algo de ligereza), no tiene pérdida ya que la bajada es por donde mismo hemos subido. Una vez en el bus, retomamos el camino de vuelta hacia Huaraz de aproximadamente 3 horas.

En Huaraz, duchita caliente y aproveché para cenar con los muchachos que había conocido en el tour de hoy, Nuria y Gerard, una pareja de chicos catalanes encantadores que me ayudaron a hacer el viaje de lo más entretenido. También hablamos de muchas cosas, intercambiamos opiniones de mil historias… la verdad que como toda la gente que he ido conociendo durante este viaje, ha sido todo un placer. Sin duda estoy teniendo mucha suerte.

Tras la cena, nos despedimos y fuí a tomar mi bus nocturno para Lima, donde me esperaba el amigo Neto, incondicional de mi paso por Perú. 8 horas de trayecto en el que apenas pude dormir, pero eso es otro cantar… Había tenido un día maravilloso y pude ver cosas increíbles como nunca antes había visto… el cambio de ruta hacia Huaraz habia valido muchísimo la pena!!!

Descubrir Huaraz: Callejón de Huaylas y Laguna Llanganuco

DESCUBRIENDO HUARAZ – Día 2 – Callejón de Huaylas y Laguna de Llanganuco

Finalmente y contra todo pronóstico hoy no se pudo hacer la Laguna 69, fallo de comunicación de la agencia, o asuntos ajenos a mi voluntad que me obligaron a tener que cambiar la visita de hoy por la de mañana, y al revés. En cualquier caso, ha sido un día estupendo y lo más importante, no he perdido ninguno de los pocos días que tengo por aquí, que era una de las cosas que más me preocupaba.

Tal como el día de ayer, la hora de reunion fue a las 8.30 de la mañana, para estar saliendo sobre las 9 am hacia nuestro destino. Sin duda un dia de los más completos que recuerdo en este viaje, aunque no tan cansado porque casi todo el tour se hace en bus y las partes que requieren algo de caminata son bien sencillas. Como iba diciendo pasadas las 9 estabamos camino de nuestra primera parada ubicada en el Callejón de Huaylas: Carhuaz. Si bien s pequeño centro no merece más que una leve paradita para ver su pintoresca plaza de armas con la iglesia a un lado, si vale la pena probar los helados artesanales que se encuentran a un lado de la plaza. Están hechos con frutas de forma casera y realmente si son una delicia. Probé el de Mango y Maracuyá y me quedé con ganas de más.

La segunda parada, y para mi uno de los puntos más interesantes de todo el recorrido fue el Campo Santo de Yungay. Realmente este tema tiene un post que sin duda desarrollaré en cuanto tenga tiempo, y va acompañado de muchísimas historias de lo más interesantes, sin embargo resumiendo un poco puedo decir que Yungay era hasta hace algo más de 40 años una de las ciudades más grandes y prósperas de la región con más de 20.000 habitantes. Tras el trágico terremodo de 1970 ocurrido en Áncash, parte de la ciudad con sus casitas de adobe se vio destruída, pero al mismo tiempo, el temblor provocó una devastadora sucesión de hechos que acabó convirtiendo a Yungay en parte simple de la memoria colectiva.

Eran algo más de las 3 de la tarde de un 31 de mayo, cuando el sismo de magnitud 7,8, sacudió Yungay provocando la destrucción masiva de sus infraestructuras, y sumiendola en una gran nube de polvo y confusión. Sin embargo, el asunto no quedó ahí, ya que los efectos del temblor no tardaron en hacerse notar en el Nevado del Huascarán, donde provocó el desprendimiento de una gran parte de montaña y hielo, que camino abajo a una velocidad de más de 400 kilómetros por hora, arraso con todo lo que encontró a su paso. Alud que acabó con familias enteras sepultadas y el recuerdo de toda una ciudad que en cuestión de minutos fue borrada de la faz de la tierra.

Entre los supervivientes, un par de periodistas japoneses, como 90 personas que se encontraban en el cementerio situado en lo alto de un cerro cercano, y algo más de 300 niños que se encontraban en el antiguo estadio de fútbol, donde por suerte habían instalado un circo, y era domingo.

Vale la pena pasear por los restos de esta ciudad convertida hoy en cementerio, ver los restos de las única 4 palmeras que quedaron en pie, y lo poco que queda de la iglesia y su campanario, volcado sobre lo que en algún momento fue la plaza de armas. De fondo, el Nevado de Huascarán aparece imponente. Un lugar único.

huaylas1huaylas6

El siguiente lugar en nuestro recorrido fue el Parque Nacional Huascarán, decir que el Huascarán es el monte más alto de todo el Perú, aunque la altura de la laguna que visitamos no llega a los 4000 msnm. Ya en el parque nacional, la Laguna de Llanganuco, donde tuve la oportunidad de dar un corto paseo en bote por tan solo 5 soles, y caminar en busca de paisajes hermosos que se esconden en estos lugares del mundo que tan escondidos están a veces… Desde la laguna se contemplan los nevados tanto del Huascarán como el Yanapaccha, Pisco y Huandoy (también tiene su leyenda, pero ya cuando tenga tiempo indagaré un poco más para poder compartirla con ustedes…xD). Además de sus imponentes colores…En fin, casos en los que una imágen vale más que 1000 palabras.

huaylas3huaylas5huaylas4

Tras la visita de algo más de una hora a Llanganuco, paramos a almorzar en Caraz, donde también aprovechamos para conocer la fabricación del manjar blanco o como le llamamos nosotros, dulce de leche, típico de la zona (solo pensar que me traje un bote me dan ganas de empacharme ahora mismo con lo rico que está…) y tras esto, un ultimo break en Taricá, pueblo de artesanos, para ver algo sobre la fabricación de piezas en barro y cerámica.

huaylas2
Nevado Huascarán, el más alto de Perú

Como decía, un día super completo y de lo más interesante donde tuve la suerte de coincidir con Janet, una chica peruana que viajaba con sus padres, me ofrecieron sentarme a almorzar con ellos y compartimos bastantes cosas, entre otras me hizo probar de su plato de cui, que pensé que nunca lo haría. Un saludo para ellos.

Espero tener más suerte mañana con la excursión a la Laguna 69, pero para ello me tendré que levantar a las 4.30, de modo que duchita y al sobre, ya mañana es otro día… de los pocos que me quedan 😦

Descubrir Huaraz: Glaciar Pastoruri

DESCUBRIR HUARAZ- Día 1 – Nevado & Glaciar de Pastoruri

Llegué a Huaraz desde Lima a eso de las 6.30 de la mañana en un viaje en bus de aproximadamente 8 horas (y por la cantidad de 80 soles en semicama de 160 grados de la compañía Oltursa). Una vez en Huaraz, me dirigí al hostal Pacífico con la buena suerte de que el Check-In en este caso se podía hacer desde las 7 de la mañana, nunca habia visto algo así, pero sin duda me vino de escándalo. Días antes de venir al hacer la reserva ya había concretado algunas de las excursiones para no perder el día de llegada. En este caso la que mejor me venía era la de Pastoruri, ya que la Laguna 69 comienza a las 5 am y no llegaba a tiempo.

A eso de las 8.30 pasaron a recogerme y en una hora más o menos ya estabamos camino al Nevado. El camino es hermoso, lleno de valles y pequeños pueblitos pintorescos que se aglutinan a la orilla de la carretera como Recuay, Ticapampa y Cátac (solo pasamos por delante), y esta a su vez trasciende junto a un rio que en esta época del año está bajo mínimos. Llegamos pues como a 20 minutos a nuestra primera parada para comprar algo de agua, caramelos de coca y usar baños. Seguimos avanzando.

cordillerablanca1

La entrada al parque Pastoruri cuesta 30 soles para extranjeros, y unos 11 soles para residentes y donde primero paramos fue en la Laguna Patococha, seguido del manantial de aguas gasificadas de Pumashim y posteriormente en el manantial de Pumapampa, o conocido como manantial de los siete colores ya que según la posición del sol, tiene una u otra apariencia.

Durante el camino podemos observar muchísimos ejemplares de Puya Raimondi, una especie endémica muy curiosa que justamente crece entre los 3000 y los 4000 msnm

pastoruri4.jpg

La última parada es para el Glaciar que recibe el nombre de Pastoruri. El bus llega hasta la base del nevado y desde ahí, hay que buscarse un poco la vida, hay servicio de subida a caballo que cuesta unos 20 soles por trayecto, pero como siempre, yo decidí hacerlo por mis medios. No es tarea fácil, ya que a una altura de más de 5.000 msnm cada paso que damos notamos como nos va faltando el aire. Son unos 40 minutos de subida a ritmo lento, y una vez arriba el espectáculo es formidable. Nada en comparación con lo que era antes del cambio climático, pero el glaciar aparece como por arte de magia sobre una cama se terreno volcánico en un contraste de colores y texturas increíble. Junto a él, una pequeña laguna del mismo deshielo que juega su parte con colores rojizos y azulados, digno de una postal.

pastoruri3

pastoruri2

pastoruri1

Tras un rato arriba (lo que te permite el frio y el viento dada la altura) bajamos dirección a la base, la bajada ya se hace más fácil y el cansancio disminuye, y con él, la sensación de ahogo por la falta de oxígeni… una vez abajo pillamos el bus para ir a almorzar y estar de regreso sobre las 6 de la tarde, casi de noche. Tiempo para descansar, que el día siguiente empezaría bien temprano.

 

A mitad de camino (un ratito para la reflexión)

Son mas de las 8 de la noche de un 9 de agosto y hoy hace ya 33 días que salí de casa para vivir una aventura en solitario que nunca antes me había atrevido a planificar. Durante este tiempo he tenido ocasión de conocer a muchísimas personas, cada una de las relaciones que se establecen es distinta a la anterior, unas más y otras menos profundas, más o menos largas, algunas de apenas un rato, pero todas ellas tienen en común una cosa… son parte de la tinta que va escribiendo esta genial historia de vida, en la certeza de que más allá de los lugares que visitas, tu experiencia está marcada por las personas con las que te cruzas en el camino.

Hoy me veo diferente al que era hace 33 días, cuando algo miedoso salí de casa persiguiendo una ilusión. ¿Dos meses y pico de vacaciones? Unos con eso de que estaba loco, bien por el tiempo o bien por lo de hacerlo solo, y otros con lo de “la suerte que tienes de poder irte dos meses…” pues si! Para viajar así estoy seguro de que hay que tener un toque de locura y otro de suerte, la locura justa que te haga ser capaz de lanzarte y la suerte de poder llevarlo a cabo… y yo he tenido un poquito de cada una.

Ecuador me pareció un país maravilloso, desde que llegué ese primer día a casa de Guille, y tanto con él como con Omar pude disfrutar de tan buenos momentos, comencé a afianzarme en esta idea que potencia mi filosofía del viaje y de la vida bajo la convicción de compartir con los demás. La selva fue una oportunidad única de aislamiento. 5 dias en los que prescindir de toda comunicación con los demás y centrarme en cosas importantes como animales y colores nunca vistos, o sonidos que nunca había escuchado, o en los que quizás nunca me había fijado hasta ahora…

Al despedirme de Cuenca, sentí un vacio enorme que se tradujo rápidamente en un bajón de animos y fuerzas importantes. Hay amistades que se hacen a primera vista y creo que en Ecuador pude sentir ese feeling. ¿Quién dijo miedo? me decia Omar!! Es un tio dpm al que me costó mucho decir adios…

Y a las pocas horas estaba entrando en Perú. Chiclayo, Trujillo, y finalmente Lima donde me esperaba Neto con muchas ganas de viajar y unirse a mi en parte de esta aventura. Junto a él he cumplido etapas. El camino al Machu, la subida al Wayna, explorar Cuzco y el valle, el descenso al Colca y todos los inconvenientes del camino que hemos tenido que ir sorteando (entre ellos una gran gripe que ya menos mal he dejado atrás… XD)

El Perú es un pais hermoso como pocos, pero no es un país fácil, la idiosincracia de la gente, la visión del local respecto al turista, las largas distancias… hacen que contar con una persona como él, que me acompañe y me complemente, y esté dispuesto a superarse a si mismo, sea toda una suerte. Y es que sin duda dos semanas compartiendo viaje con una persona que no conoces puede ayudarte a conocerte a ti mismo más de lo que puedas imaginar…

Ahora me dirijo a Lima. En casa son casi las 3 de la madrugada y la verdad es que acordarme de los mios me da mucha nostalgia. Pienso en mis padres, en los nervios de mi Rosita por pensar que algo pueda salir mal, siempre con su miedo característico, en mi hermana, mi Pi, mi Timmy, mi Luna y mi Bimba, mis niñas del Gallery, y todas las personas con las que tengo la suerte de compartir mi día a día, pienso en cada uno de ustedes que sé que me leen, y les digo que todo está bien, y que con mucha certeza en algo menos de un mes, estaremos de nuevo compartiendo muchísimos ratos juntos.

Ahora toca seguir, y si digo la verdad me empieza a dar un poco de envidia de la gente que me encuentro cuya aventura dura seis meses, un año y son capaces de dejarlo todo para lanzarse sin un rumbo claro a conocer no tres ni 4 paises, sino el mundo entero… (lo voy dejando caer…xD) Pero dentro de mis posibilidades, toca seguir cargándose de experiencias, enriqueciéndose de todo lo que estas latitudes puedan aportar, para así tener mucho que compartir, y sobretodo, convertirme en una mejor versión de mi mismo. Tan solo estoy a mitad de este camino, aún queda mucha historia por escribir…